Saltar al contenido

Tienda donde Comprar Casetas para Perros

Sin duda, el perro es nuestro fiel y cariñoso amigo y por eso queremos siempre lo mejor para él. Ese amor que nos da queremos devolvérselo dándole siempre lo mejor. Si has llegado hasta aquí es porque estás buscando casetas para perros para ubicarlas en lugares como jardínes, patios o azoteas.

En CasetaParaPerros.net somos especialistas en casas para perros y vamos a guiarte en tu proceso de compra para eliminar tus dudas sobre qué guarida comprarle a tu perrito.

Te ayudaremos a seleccionar el producto perfecto que se ajuste a tu economía, el uso que le quieras dar, al tamaño del perro, al clima de tu zona… para que tu última elección sea solo cuestión de gustos y estética.

Nuestro catálogo de casas para perros

Hemos seleccionado las mejores casuchas para perritos con gran variedad de estilos para que con un simple vistazo analices las opciones disponibles:

¿Cuál es la casita para perros prefabricada ideal?

Esa es la pregunta por la cual has venido hasta aquí. Pues ahora no es el momento de responderte a esa pregunta. Primero quiero que entiendas los diferentes tipos, modelos y posibilidades que hay, conocer su ventajas y desventajas y a partir de ahí, ya podrás tu mism@ contestar a la pregunta.

Así pues, podemos dividir las casas para perros en:

  • Por tamaño del perro: Pequeños, medianos y grandes
  • Materiales o tipos: De madera, de plástico, de tela
  • Por estilo o diseño: Techo plano, con cornisas, con terraza y plegables

A continuación, te explicamos más a fondo cada uno de ellos con sus características, pros y contras.

Tipos de materiales a tener en cuenta al comprar la casita para perros prefabricada ideal

En esta primera división puedes encontrar tres tipos de casetas para perritos en función de los materiales con los que están fabricados. Pasemos a ver uno a uno con sus ventajas principales:

  • Casetas para perros de madera

La principal ventaja de este tipo de hogar para los perros es que la madera aísla muy bien la temperatura del exterior. Así, tanto si hace mucho frío, como si el calor aprieta, el perrito estará con una temperatura agradable en su interior.

A pesar de este aislamiento térmico, las maderas en general atrapan humedad y esto puede con el tiempo hacer que aparezcan hongos.

Para la limpieza y la conservación de la madera hay que utilizar unos tratamientos específicos para este tipo de material.

  • Casas para perritos de plástico

Este tipo de caseta se suele utilizar como caseta para perro de interior. Mucha gente las usa en los patios interiores de edificios a los que no le da mucho el sol.

La gran ventaja del plástico obviamente es que no requiere de mantenimiento y su limpieza es muy fácil. Con agua y jabón en abundancia es suficiente para limpiarlo y desinfectarlo.

También el precio es más reducido que las de madera, por lo que puede repercutir en un gran ahorro. Sin duda son las casitas para chuchos más baratas y económicas.

Este tipo de casetas para perros de plástico, tiene una desventaja frente a las de madera, y es que no se aísla la temperatura en el interior, por lo que hay que tener mucho cuidado sobre todo en verano, cuando más fuerte está el sol, que no le de directamente  y que la caseta esté en la sombra.

No contemples esta opción si vives en una zona muy calurosa o fría, es más adecuada para zonas con temperaturas suaves durante todo el año.

  • Casitas para perros de tela

Estas son perfectas para el interior de una casa. Están hechas de tela o lona y son muy fáciles de lavar con un cepillo o un trapo húmedo e incluso lo puedes meter dentro de la lavadora.

Este tipo de casetas para perros son resistentes, pero más enfocados a canes toys, pequeños o pequeños-medianos.

¿Qué tamaño de casa para perro doméstico debo comprar?

  • Razas Pequeñas

Las casetas para perros pequeños son aquellas que van dirigidas a las razas con menor tamaño, como por ejemplo, Caniche enano, Chihuahua, YorkShire toy, Pomerania, Bichón, etc.

Suelen ser las razas más longevas, pudiendo incluso llegar hasta los 18 años. Además, entre las razas pequeñas y las grandes hay un montón de diferencias en cuanto a características, alimentación y cuidados que requieren, por eso debemos escoger una casita para perro que mejor se adapte a la mascota.

Su tamaño puede variar en función de la raza lógicamente, pero dentro de este grupo son los perros que por regla general no superan los 30 cm de alto en cruz (luego veremos esto más a fondo) y pesan entre 3 y 4 kilos.

  • Razas Medianas

Estas moradas para perros están más enfocadas a razas de tamaños medianos. Veamos algunos ejemplos reales: Beagle, Boxer, Cockers, Caniche mediano, Samoyedo, Pitbull, Bulldog, Golden, Labrador…

En función de la raza y del sexo obviamente sus medidas y peso van a variar, pero de media este grupo de perros medianos miden entre 30 y 60 centímetros y pesan como máximo unos 30 kg.

  • Razas Grandes

Los perros de tamaño grande, gigantes, XXL o como queramos llamarlos, son los más voluminosos y por tanto, necesitarán una caseta más grande. Algunos ejemplos de razas son: Dóberman, San Bernardo, Gran Danés, Galgo, Pastor Alemán, Alaskan Malamute, etc.

Como puedes observar aquí es donde más disparidad hay entre los tamaños por lo que su altura puede ir entre 60 cm y 90 cm y pesar entre 30 y 80 kilos.

Cómo medir a un perro y calcular el tamaño de la caseta

Tranquil@ que es muy fácil. Te voy a explicar en 4 pasos cómo debes medir a tu perrito y cómo calcular perfectamente el tamaño de la casita que tengas que comprar:

  1. Coloca a tu perro o perra cerca de la pared para tomar como referencia un punto a la hora de medirlo.
  2. Suavemente palpa con tu mano donde está la altura de su omóplato. Esto es lo que se denomina medir en altura a la cruz. Mueve tu palma hacia la pared para tomarlo como referencia
  3. Coge un metro, cinta métrica o una regla grande (dependiendo del tamaño del perro) y mide la altura
  4. Luego mide la longitud del tronco, es decir, desde su pecho hasta donde nace el rabo. Así ya tendremos la medición en cruz del perro

Ahora toca calcular el tamaño de la casa a comprarle a tu perro. Imaginemos que mide 30 cm de alto y 45 de largo. Bien, pues a estas medidas hay que sumarle una cuarta parte más o un 25% más. Nunca debe superar el 50%. Te explico cómo:

  1. Calcular altura mínima de la caseta: 30 x 0,25 = 7,5. Después lo sumamos; 30 + 7,5 = 37,5. Necesitarías una caseta de mínimo 40 cm de alto redondeando.
  2. Calcular anchura mínima de la caseta: 45 x 0,25 = 11,25. Esto se lo sumamos; 45 + 11,25 = 56,25. Es decir, redondeando, 60 cm de ancho mínimo.

Por último, subrayar que la altura de la puerta debe ser superior a su altura como es lógico

¿Qué diseños de casas para chuchos hay?

  • Techo plano

Son las casetas que tienen el techo plano horizontalmente.

Una ventaja de este tipo de casetas es que suelen ser fáciles de montar y al ser el techo plano es mas sencillo a la hora de su limpieza.

A no ser que esté inclinado, su diseño provoca la desventaja de que puede acumular agua, nieve, hojas, tierra y suciedad en general.

A no ser que tenga cornisa como veremos en el siguiente punto, cubren menos la base de la casa del sol, ya que no le proporciona sombra sino que los rayos del sol inciden directamente sobre la totalidad de la estructura.

Hay que tener en cuenta estos aspectos a la hora de elegir una caseta para chuchos con techo plano.

  • Techo con cornisa

A diferencia del anterior, las casetas para perros de techo con cornisa son los más demandados, ya que el techo sobresale de la estructura de la casa, dándole sombra o refugiándola de la lluvia.

Además, este tipo de techo con cornisa, normalmente son techos a dos aguas, por lo que no son planos, sino que tienen caída, evitando la acumulación de líquidos y sustancias en su superficie.

  • Con terraza

Este tipo de diseño es una monada para que los perritos puedan estar en la terraza cogiendo aire, pero refugiados del sol o de la lluvia. A nuestros clientes les encanta la idea y es uno de los productos más demandados.

  • Plegable

Este diseño de caseta plegable para canes viene muy bien para que puedas transportarlo a donde quieras. Si eres una persona que lleva a su perro a dormir a diferentes sitios, esta es tu casita para tu mascota.

Otros aspectos importantes al comprar una caseta de perro

  • Ubicación: nuestra recomendación es que ubiques siempre la caseta en una zona en la que no le de el sol mucho. Debajo de unos árboles o pegado a tu propia casa sería ideal. Además, el hecho de que la caseta del perro esté cerca de tu hogar hace que el perro no se sienta solo ni abandonado, porque desde ahí te olerá y oirá igualmente.
  • Elevado o no: Esto depende de si tu zona es muy lluviosa o no. Elevar la caseta o dejarla al nivel del suelo básicamente se hace para evitar que entre agua, barro o fango, o nieve. Así, que mi respuesta es que depende…
  • Aislante: Igual que en el anterior punto, depende de si vives en una zona con mucho frío y/o calor o no. En caso positivo es recomendable ponerle un aislante extra en el techo. Además, si es una zona muy fría es conveniente ponerle una manta en el suelo.
  • Techo extraíble: Esto es ideal a la hora de la limpieza, sobre todo cuando tienes un perro grande. En caso de un toy no tiene sentido, pero alcanzar ciertas zonas de una caseta para perro para limpiarlas sólo desde el hueco de la puerta es muy difícil, por lo que recomendamos en estos casos comprar una con techo extraíble.

Ventajas de tener casetas para perros

A continuación te mostramos las ventajas que te dan las casetas para perros, tanto a ti como a tu mascota:

  • Independencia: Tener a un perro en una caseta está comprobado que vuelve a los canes más independientes. Esto no quiere decir que dejen de querer a sus dueños, pero sí es verdad que, de esta forma, educas mejor al perro a saber estar solo. Y no sólo el perro lo agradecerá, sino también sus amos, ya que el perrito será educado para que no te persiga por toda la casa, te deje comer tranquilo, deje a las visitas tranquilas durante un momento dado, etc.
  • Zona de descanso: Muy en concordancia con el anterior punto, el perro va a asociar la caseta como independencia y, al mismo tiempo, como su zona de descanso. Es el lugar donde respira tranquilidad, donde no lo molestan y, por tanto, donde podrá dormir plácidamente durante la noche o echarse sus siestas durante el día.
  • Protección: La caseta del perro va a ser su morada o guarida y esto no sólo le da protección sobre las inclemencias del tiempo como el viento, frío o sol, sino que también psicológicamente hará al can sentirse protegido y resguardado.
  • Libertad: Esto obviamente depende de donde coloques la caseta, pero por regla general son para el exterior. Esto va asociado a que el perro no está encerrado en una casa. Ya sabemos que los perros son descendientes de los lobos y aún conservan esos genes de sus antepasados, por lo que necesitan sentirse libres, correr, jugar, inspeccionar, oler. En definitiva, un perro encerrado en una casa sólo se siente libre cuando se le saca a la calle, lo que a veces provoca que el perro sufra algún tipo de estrés por sentirse encerrado.

¿Qué hacer para que tu perro se habitúe a su nuevo nido al principio?

Aquí debemos de usar mucho la psicología a favor de nuestro perro. Así pues te vamos a dar algunos consejos para que al perrito le acabe gustando su nueva guarida.

  1. Ventilar: Lo primero es que antes de utilizar estas técnicas, debes ventilar bien la caseta y sacar esos olores fuertes de fábrica, como la madera o el plástico nuevo.
  2. No obligar al perro: Bajo ninguna circunstancia obligues o castigues al perro a permanecer dentro de la caseta. Tiene que ser algo natural e inteligentemente hay que llevarlo a que la decisión acabe siendo suya.
  3. Estar junto a la caseta: Cuando estés montando la caseta deja al perro que esté contigo para que se vaya familiarizando con ella y sus olores. Una vez montada siéntate junto a la caseta y juega con tu perro. Nunca lo abraces y lo protejas porque esto le dará una señal al perro de que lo estás protegiendo. Trátalo con naturalidad. Métete tu dentro de la caseta o abrázala, dependiendo de su tamaño. El perro poco a poco la verá con más naturalidad.
  4. Colocar sus pertenencias: Meter su mantita, sus juguetes favoritos… ayuda mucho a que el can empiece a asociar la caseta como su zona de dormir y de juego.
  5. Comida: También colocar sus cuencos de agua y comida ayudará al perro a asociar que este nuevo lugar es su nuevo hogar.
  6. Prémiale: Cuando observes que tu perro empieza a avanzar prémiale tanto verbalmente como con alguna golosina.

Deseamos que esta guía de compra de casetas para perros te haya ayudado con todas tus dudas y a decidirte sobre qué casita es la tuya y sobre todo la de tu amiguito fiel.